Llegamos a Jaipur, o la ciudad rosada como se la conoce ya que todos los edificios de la zona antigua son de color rosa. El fuerte, que está encima de una colina y se puede subir en elefante, sirvió como punto defensivo y como residencia real por la familia del maharaja que lo mandó construir por el año 1.600.


Para visitar la ciudad de Jaipur contratamos un rickshaw para que nos llevara a visitar los sitios más importantes, y durante el camino compartimos unas cervezas y unas cuantas confidencias. Aquí en menos de dos minutos se llega a un nivel de confidencias que a nosotros nos cuesta alcanzar en años de amistad.

Nuestro conductor era de familia musulmana pero seguía a rajatabla las tradiciones hindúes, salvo la religión. En la India hay millones de dioses y la religión está abierta a las interpretaciones personales, tanto que se dice que hay tantas variantes de hinduismo como hindúes hay en el planeta, y nadie juzga al que cambia de dios o sigue otra religión. Bueno, pues nuestro amigo se había casado con 17 años cuando su mujer en aquella época sólo tenía 11, y como muchos matrimonios de la India era un matrimonio arreglado por los padres.

Cuando se casan, la mujer se traslada a vivir con la familia del marido y tiene que saber ajustarse a las tradiciones de su nueva familia, desde cocinar hasta celebrar los rituales religiosos correctamente o vestir de una determinada manera. Para la mujer los primeros años suelen ser difíciles hasta que se adapta, y por eso los padres del chico que está en edad de casarse creen que elegir una esposa no es algo fácil y que es tarea de los padres. Empiezan a preguntar a sus amigos más cercanos, que preguntan a otras familias de la misma casta y las mismas tradiciones culturales. Si todo lo que escuchan sobre la posible mujer les gusta, ya sólo hace falta que pasen una última prueba, que es la de que sus cartas astrales sean compatibles.

Los turistas despertamos muchísimo interés en la India y en cuanto te ven un poco paradillo en algun sitio aprovechan para abordarte con un montón de preguntas. Al final, tras un mes de viaje nos llevamos la sensación de que la India es el país de las mil y una micro-conversaciones, y tras unas cuantas te das cuenta de que todas se desarrollan de una forma bastante previsible. Que cuanto tiempo llevamos en la India, qué hemos visitado, qué hemos estudiado, dónde trabajamos, cuánto cobramos, si estamos casados (a lo que siempre decimos que sí para evitar que a mí me miren todavía más los tíos y que la gente no alucine pensando que siendo novios dormimos en la misma habitación, porque no se lo creerían), cómo nos conocimos, y la pregunta bomba que es la que me deja más shokeada es que si ha sido un matrimonio por amor o arreglado. Nos lo preguntan todos, no falla, y la reacción más común es contestarnos que a ellos les encantaría casarse por amor y que no están de acuerdo con esta costumbre, motivado quizá porque normalmente la gente que se nos acerca es de nuestra edad y se desprenden más de las tradiciones.

Después visitamos a los elefantes que trabajan en el fuerte, y aunque nos sacan 20 cuerpos y nunca habíamos estado tan cerca de uno, cada vez que nos acercábamos se quedaban quietos para que los acariciásemos.


Al final de la tarde nuestros guías nos llevaron a su casa, para ver el comienzo de la boda de su primo. Estaba el pobre sudando con todo lo que tenía que llevar puesto y de la que se venía encima, porque la chica con la que se casaba no la había visto en su vida.El matrimonio es casi el acontecimiento más importante de las familias, así que estaba allí toda la familia con una banda para que los más lanzados se echaran unos bailes. A mí mea agarró una niña y casi me tengo que tirar al suelo para que no me sacara a bailar. Os dejamos un vídeo de los previos a la boda:

video

Muchos besos a todos desde la India,

Paula y Jaime

Publicado por Jaime y Pau sábado, 17 de julio de 2010

4 comentarios

  1. Yejeeeeeeeeeee!!! Hola maños!! Ya hemos vuelto de Menorca y nos ha encantao.

    Vosotros todo bien? Quemando los ultimos cartuchos supongo, pero unos que duran 1 mes. Asi ya se puede.

    Veo que habeis adoptao unos chiquillos, asi Paula te quitas todo el sufrimiento, muy bien.

    Jaime, te tenias que haber salido en el video marcandote un baile peñista de esos que tu solo sabes hacer, jaja.

    Besotes y a tope con la cope.

    Talue!! Dans

    PD: mañana cena en casa con jos, fran y el toro.

     
  2. menos de 1 semanaaa ! muaahahahaaa ! ^^

     
  3. Bueno bueno, ya estoy contando los segundos...

    Yo me apunto a la fiesta de vuestro regreso que hagais en Madrid, Zaragoza y Punta Cana. jajaja

    Besotes a los two!

    Sr. Ezquerra

     
  4. Hola Paula! Ya veo que estáis de vuelta, pero no nos habéis contado la última parte del viaje!! Fotos fotos!! Besos

     

Publicar un comentario